Viciando a un nuevo juego.

Hace unos días me llamo la atención un juego, aunque llevaba tiempo mirándolo "desde lejos" como el que dice, el caso es que me dio por pillarmelo y me ha gustado un montón el juego en cuestión es: Bujingai Swordmaster (Titulo en España, el titulo original es Bujingai a secas).

Sinopsis:
La acción de Bujingai se sitúa en un futuro post-apocalíptico. La humanidad ha sido devastada (supuestamente por guerras nucleares), y las mismas armas que acabaron con la especie humana han abierto una puerta al infierno, provocando la invasión del mundo por numerosas criaturas demoníacas.
Rei Jenron, mejor amigo y compañero de entrenamiento del protagonista, Lau Wong, ha sido poseído por una fuerza maligna y ha raptado el espíritu de su difunta novia Yohfa. Además, ha abierto una serie de portales que son accesos directos a mundos plagados de demonios. Será el héroe, Lau Wong, el único hombre que queda en el planeta lo bastante hábil para poder evitar que Jenron lleve a cabo su venganza y desencadene el apocalipsis.


Os dejo un Anime Music Video para que disfrutéis del juego en movimiento con una de las canciones de Gackt.



El juego como característica principal por la que destaca bastante en Japón, es por la estrella del Rock Japones Gackt, puesto que los movimientos (a parte de la apariencia del protagonista) han sido tomados de dicho cantante, además tiene un traje secreto del mismo.
Quitando eso, el juego es genial por si solo, las fases al principio te duran al menos 1 hora por fase, cosa que veo bien, aunque a veces se hace eterna, los movimientos y las magias y efectos son esplendidos, la verdad es que cuando me lo pille no esperaba que me gustase tanto.

Y eso es todo.

Bay bee~!! :D
Compartir en Google Plus

Acerca de Yclan Siryel Zyanuín

Profesional de los videojuegos, multisistema y multigenero, no hay nada que no pueda jugar. Especialista en juegos de lucha y juegos de rol, esencialmente de corte japonés.
    Comentarios Blogger
    Comentarios de Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario